jueves, 8 de marzo de 2012

Sixto Sosa (1918-1923)


            De  manera que el Doctor Sixto Sosa, nacido en el Tinaco, Estado Cojedes, el 20 de octubre de 1870, vino a ser el octavo Obispo de Guayana. Fue nombrado el primero de abril de 1915 Obispo de Claudia polis y Administrador Apostólico de Guayana y seis meses luego, el 31 de octubre fue consagrado por el Nuncio Apostólico Carlos Pietrapaoli. A la muerte de Monseñor Duran (16-07-1917) fue designado octavo Obispo de Guayana el 5 de diciembre de 1918 por su Santidad el Papa Benedicto XV.
            Bajo sus auspicios, el 27 de abril de 1921 por sufragio unánime del clero y los fieles cristianos se eligió a la Virgen del Valle Patrona de la Diócesis de Guayana, la cual fue proclamada el 5 de septiembre de ese mismo año previa acogida y aceptación por el Papa Benedictino XV.

 Desmembración de la Diócesis

            Cuatro años después, exactamente el 12 de octubre de 1922, primer año de pontificado de Pió XI, fue decretada la desmembración  de la Diócesis de Guayana quedando ésta reducida con el nombre de Diócesis de Ciudad Bolívar (Articulo 4 de la Ley) al Territorio Federal Amazonas y los Estados Anzoátegui, Monagas y Bolívar, excepto la región del Yuruary elevada también entonces a Vicariato Apostólico que reestablecía las antiguas Misiones del Caroni.
            La desmembración de la Diócesis de Guayana fue el resultado de los acuerdos llegados tras largas reuniones en Caracas entre el Nuncio Apostólico excelentísimo Señor Felipe Cortesi y el Gobierno de Juan Vicente Gómez. En esa ocasión y por Constitución Apostólica de su Santidad del 12 de octubre de 1922 y Ley de División Territorial Eclesiástica del Congreso de Venezuela del 25 de mayo de 1923 quedaron igualmente desmembradas y creadas, las Diócesis de Coro, Cumaná, Valencia y San Cristóbal.
            De igual forma por Bula papal el Vicariato Apostólico del Caroní que comprendía los Distritos Piar, Roscio y el Territorio Federal Delta Amacuro.
            Por efectos de la desmembración el hasta entonces Obispo de la Diócesis de Guayana, Monseñor Sixto Sosa, fue trasladado (17 de agosto de 1923) a la recién creada Diócesis de Cumaná que comprendía los estados Sucre y Nueva Esparta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada