jueves, 1 de marzo de 2012

Dámaso Cardozo

            Rafael María Villasmil y Dámaso Cardozo,  trujillanos, vivieron en Ciudad Bolívar como sacerdotes de confianza del Obispo Miguel Antonio Mejía, desde marzo de 1924 y llegaron a ser, después del Pbro. Adrián María Gómez, Vicarios de la Diócesis de Guayana.  El primero en 1928 y el segundo en agosto de 1936.
            En octubre de 1947, tras la muerte del prelado, ambos sacerdotes se ausentaron de Guayana, donde realizaron una obra de divulgación considerada la más efectiva realizada hasta ahora por la Diócesis, pues durante el lapso de veintitrés años lograron montar la Editorial Talavera donde imprimieron “la Nave”, la “Gaceta Eclesiástica” y el diario “El Bolivarense”. También fundaron la emisora “La Voz de Guayana”. La prensa como la radio cesaron tan pronto los sacerdotes andinos dejaron atrás los predios del Orinoco. El Pbro. Rafael María Villasmil fue concejal de Heres en 1938, párroco de la Iglesia Santa Ana, docente y factotum al igual que el Pbro. Dámaso Cardozo, del Seminario Diocesano instalado por Monseñor Mejía en enero de

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada