martes, 28 de febrero de 2012

Hernán Bastidas

  Desde este lunes 18 de abril de 2011, la feligresía bolivarense cuenta con un nuevo vicario general. El presbítero Hermes Bastidas, quien  tomó  juramento de fidelidad a la Iglesia y profesión de fe de manos del Arzobispo de la Arquidiócesis de Ciudad Bolívar, Monseñor Medardo Luis Luzardo.
 Bastidas vino a ocupar el vacío que dejara Monseñor Samuel Pinto Gómez, fallecido el 20 de abril del 2010, y quien cumplió funciones propias a este cargo por espacio de 24 años.
 El acto se efectuó al término de la eucaristía crismal, que forma parte de los actos religiosos propios de la Semana Santa, donde se bendice y consagra los santos óleos para ser administrados en todas las parroquias de la Arquidiócesis. Además, en esta celebración todos los clérigos renuevan sus promesas sacerdotales. 
 Monseñor se mostró complacido de la nueva designación, al tiempo que recordó a quien por varios años lo acompañó en la vicaría general, Monseñor Samuel Pinto. Sin embargo, señaló que era el momento de tener un nuevo vicario general y quien mejor que Hermes Bastidas, que ha mostrado tener las virtudes y cualidades necesarias para desempeñar ese cargo eclesiástico para el servicio de la Arquidiócesis.
 La máxima autoridad de la iglesia en esta entidad recordó que el vicario general cumple funciones en el Consejo Pastoral y tiene autoridad al igual que el Arzobispo que lo designó, exceptuando otorgar el sacramento del sacerdocio. “El vicario general representa al Obispo en cualquier comunidad en particular cuando éste esté ausente”, señaló.
 Está convencido que el dinamismo, capacidad juvenil y preparación del presbítero Hermes Bastidas traerá grandes beneficios para la comunidad cristiana de esta ciudad.
 El nuevo vicario general, natural de la población el Santa Rosalía, municipio Cedeño, y párroco de la iglesia Sagrado Corazón de Jesús reafirmó su devoción cristiana al servicio del sacerdocio, y afirmó que sin duda es irrepetible el legado dejado por Monseñor Pinto, sin embargo, no dejará de seguir sus enseñanzas que “eran todo un baluarte para esta ciudad”.
 El Arzobispo Medardo Luzardo espera por su retiro, a los 76 años, y presentará su renuncia ante el papa Benedicto XVI, quien debe designar un nuevo Arzobispo para Ciudad Bolívar.
 En los próximos meses se espera que esto pueda producirse. Monseñor explicó que este retiro obligado está fundamentado en el hecho que ya los años van minando la capacidad física y fuerza para cumplir una tarea pastoral de mucho trajinar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada